Power Yoga: actividad física y meditación para una salud general

La salud es la verdadera riqueza de un individuo. La buena salud no significa la ausencia de enfermedades físicas sino también la ausencia de enfermedades mentales y sociales. Una persona sana puede sobrevivir adecuadamente y afrontar fácilmente las dificultades y el estrés de la vida diaria. La incorporación de actividades físicas regulares, una dieta nutritiva y la abstinencia del alcohol y los cigarrillos son necesarias para mantener un cuerpo sano y en forma. El yoga es una actividad física que se ha utilizado en la antigüedad para aliviar los problemas de salud asociados con la presión arterial alta, el colesterol alto, el asma, la respiración superficial, los dolores de espalda, las enfermedades crónicas y muchas otras formas de malestar. Hoy en día, el Yoga ha pasado de ser una disciplina espiritual practicada por muchos en el Lejano Oriente, a una rutina de ejercicio convencional que se ha enseñado en muchos gimnasios de todo el mundo.

Se ha desarrollado una nueva forma de yoga que se centra en un enfoque más basado en el fitness. Se llama Power Yoga, un método que sigue el modelo del estilo de práctica Ashtanga. El término Power Yoga se volvió ampliamente utilizado a mediados de los 90, cuando muchos profesores de yoga probaron nuevas formas de hacer que Ashtanga Yoga fuera más accesible para la audiencia occidental. Tanto Power como Ashtanga Yoga se centran en la fuerza y ??la flexibilidad. La única diferencia entre el método tradicional y el Power Yoga es que este último no requiere la realización de una serie de poses. Tomó los conceptos básicos del yoga y le dio una dosis de ejercicios aeróbicos para tonificar los músculos, agudizar la concentración y fortalecer el corazón.

Otros beneficios conocidos de practicar Power Yoga incluyen:

Fuerza, resistencia y resistencia mejoradas
Abdominales, piernas y brazos más tensos
Ayuda a liberar la tensión física
Ayuda a mantener una postura buena y adecuada
Sirve como un buen calentamiento para los deportistas.
Mejora el rendimiento general de un atleta.

Power Yoga es un ejercicio muy accesible. Para practicar este nuevo método de yoga, todo lo que se necesita es una superficie de piso plana, una alfombra o toalla y suficiente espacio por encima de la cabeza para extender los brazos. Puede ser realizado por personas de diferentes edades y nivel de condición física. Sin embargo, no todos deben intentar todas las poses. Siempre se debe mantener una postura y alineación adecuadas durante el estiramiento o la postura para evitar lesiones. Estas actividades deben detenerse cuando hay fatiga, dolor o mareos. Además, el componente mental del yoga es tan importante como sus actividades físicas. La concentración y la meditación no deben darse por sentadas. El yoga debe realizarse con una mente abierta y gentil cuando se realizan posiciones y posturas de yoga. La impaciencia, la autocrítica y la comparación con los demás pueden obstaculizar la mejora de uno ‘

Las personas que deseen participar en actividades físicas como el yoga deben consultar a los médicos y otros profesionales de la salud antes de tomar clases de yoga. Ciertas lesiones en la muñeca, la espalda y los tobillos pueden impedir que algunas personas practiquen posturas y posiciones de yoga. Además, el yoga debe practicarse con cuidado y precaución. Algunas personas han informado de lesiones que se adquirieron al ejecutar posturas de yoga sin concentración, o al intentar posiciones difíciles sin trabajarlas gradualmente o al no tener la supervisión adecuada. A menudo, los principiantes se quejan de dolor muscular y fatiga después de practicar yoga. Estos efectos pueden desaparecer con la práctica continua. El yoga es una excelente manera de fortalecer el cuerpo y mejorar la salud en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.