La guía para principiantes de ejercicios de meditación

¿El estrés diario o los problemas permanentes que tienes en el trabajo o en casa te están afectando, afectando tu vida, salud y felicidad? Entonces es hora de considerar algunos ejercicios de meditación. ¡Aquí están las cosas básicas que necesita saber!

¿Por qué debería considerar los ejercicios de meditación?

Probablemente se esté preguntando si los ejercicios de meditación realmente funcionan y si sus beneficios son realmente sustanciales. La respuesta es simple: sí. Meditar presenta una amplia gama de ventajas, desde una mejor salud, un mejor estado de ánimo y un mejor sueño hasta más energía, vitalidad y concentración, menos estrés, menos frustración y menos preocupaciones. Suena atractivo, ¿verdad? Entonces, en caso de que últimamente se haya sentido ansioso, deprimido o débil, en caso de que tenga problemas de sueño y concentración o si simplemente desea obtener esos deseables sentimientos de bienestar, tranquilidad y felicidad, debe comenzar a considerar los ejercicios de meditación.

¿Qué necesito para comenzar los ejercicios de meditación?

Si decidió que debería probar la meditación, lo primero que necesita es determinación. No es que los ejercicios de meditación requieran ciertas herramientas o técnicas complicadas; básicamente, solo necesitas fuerza de voluntad y deseo para beneficiarte de la meditación. Y, por supuesto, necesita un poco de tiempo para dedicarlo a sus sesiones de meditación; lo ideal es de 15 a 20 minutos cada dos días. Pero hay una regla a la hora de pensar en empezar a meditar. Y esa regla es que … no hay meditación exitosa sin relajación, una relajación completa del cuerpo y la mente.

¿Cómo puedo relajarme?

Ya establecimos que necesitas relajarte para poder meditar. ¿Pero es esto fácil? Para un principiante, puede ser bastante difícil. La mayoría de los principiantes en ejercicios de relajación y meditación se encuentran pensando en problemas y preocupaciones cotidianos cuando intentan meditar, en lugar de aclarar sus mentes y disfrutar del estado de calma. O otros se aburren cuando intentan vaciar sus mentes. Por supuesto, no se pueden llamar ‘sesiones de meditación exitosas’. Aún así, incluso si esto le sucede, debe saber que definitivamente mejorará con el tiempo y disfrutará la meditación por completo, en caso de que esté decidido a que funcione.

Pero comencemos desde el principio. Para beneficiarse de una relajación completa, debe comenzar sus técnicas de meditación en el momento adecuado. Los niños corriendo por la casa, un televisor ruidoso, un vecino ruidoso pueden no ser las premisas perfectas para empezar a meditar. Necesita paz, tranquilidad, buen ambiente, una decoración acogedora o un ambiente natural acogedor. Después de encontrar un momento de paz, intente dejar que su cuerpo se relaje, para reducir la tensión y aflojar los músculos. Sienta cómo se siente mejor todo su cuerpo; esto le ayudará a aclarar su mente más adelante.

¿Existen diferentes tipos de ejercicios de meditación?

Existe una gran variedad de ejercicios de meditación, de eso no hay duda. Lo que debes hacer, como principiante, es probarlos todos y encontrar el que más te convenga. Pero, ¿cuáles son estos diferentes tipos de ejercicios? Puede elegir entre ejercicios de visualización (cuando está imaginando elementos, lugares o momentos positivos y hermosos), ejercicios de concentración (cuando está tratando de concentrarse en las sensaciones y estimulantes de su cuerpo) ejercicios de respiración (que se utilizan en todo tipo de meditación, como una premisa esencial) y muchos más, incluidos ejercicios específicos de meditación que buscan un mejor sueño, mejor apetito, menos estrés y otros problemas que deben eliminarse de su vida diaria.

Recuerda que si quieres obtener buenos resultados, debes continuar con tus ejercicios de meditación e intentar mejorarte de forma permanente, solo así lograrás esa sensación positiva y de bienestar que estás buscando. ¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.