Meditaciones sobre la primera filosofía

Una reseña rápida sobre meditaciones sobre la primera filosofía

René Descartes es el autor del libro ‘Meditaciones sobre la primera filosofía: en las que se demuestra la existencia de Dios y la distinción real de mente y cuerpo’.

Hay seis meditaciones que se discutieron en el libro.

Primera meditación

‘Tus sentidos pueden engañarte’. Este es el punto principal de la primera meditación en la que descubre cómo la información con el uso de los sentidos a veces puede engañarlo para lograr hechos.

Durante esta etapa de meditación, el autor se enseñó a sí mismo que está iracundo, soñando o incluso engañado por un demonio. Por lo tanto, contempló con el fin de luchar contra esa forma de pensar.

Segunda meditación

El foco de la segunda meditación es la representación. En teoría, se denomina ‘representacionalismo’. Había cinco pasos incorporados en dicha teoría en los que transmite el desapego del mundo de la mente.

Dicha teoría llevó a la idea de que la conciencia de un ser humano de su entorno implica su propia existencia.

Tercera meditación

En la tercera meditación, el punto focal del autor involucra los tres tipos básicos de ideas (1) Volición o Deseo; (2) sentimientos o afectos; y (3) Juicio.

La voluntad se define como la capacidad de elegir y decidir conscientemente. Por otro lado, el sentimiento se describe como la ocurrencia de un estado emocional y sentimental. Alternativamente, el juicio es una condición en la que un individuo forma una opinión después de la contemplación.

Cuarta meditación

Conocer la verdad y la falacia es la búsqueda que el autor emprendió en la cuarta meditación. También citó que las fuentes comunes de fallas son la voluntad y la comprensión.

La comprensión toma la definición de un estado en el que un individuo comprende pensamientos y acciones a su alrededor. Descartes, en su libro, explica que, en ocasiones, Dios presenta ese atributo en forma parcial.

Will, por otro lado, es un regalo mental en el que un individuo elige o decide hacia una acción o evento. Si la comprensión a veces llega parcialmente según lo declarado por el autor, el Ser Supremo puede presentarla en su totalidad o en ninguna.

Quinta meditación

La noción de objetos materiales preocupa al autor en la quinta meditación. También expuso tres argumentos en esta categoría, tales como:

1. Dios es la definición de un gran ser humano perfecto.
2. La impecabilidad es una parte esencial de la subsistencia.
3. Dios existe.

Sexta meditación

En el entorno externo de uno mismo y de Dios, existe la posibilidad de que existan materiales. Es como decir que tales elementos están presentes y son reales porque Dios es capaz de crearlos.

Durante la última meditación, el autor llega a tres realidades. Primero, hay un Dios que es infinito. En segundo lugar, hay un alma. En tercer lugar, hay elementos o cosas materiales. El segundo y el tercero se pueden obtener, sin embargo, con límites o restricciones.
El autor también identifica algunas irregularidades en su meditación. Todavía está perplejo por qué hay un sentido en los miembros que se extirpan quirúrgicamente, o por qué hay sentidos en los sueños y la hidropesía.

Para comprender plenamente los escritos de Descartes sobre dicho libro, se recomienda leer por completo Meditaciones sobre la primera filosofía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.