Sillas de meditación

Las sillas de meditación pueden mejorar la experiencia de exploración permitiéndole sentarse en una posición cómoda y relajada durante su sesión de relajación. Si tiene problemas de espalda o flexibilidad limitada, la silla ofrece una alternativa cómoda a sentarse en el suelo.

Para aquellos que recién comienzan la práctica de la meditación, un dispositivo para sentarse puede ser una forma eficaz de mejorar el enfoque y la concentración. Hay diferentes tipos de sillas disponibles, incluidos bancos de meditación, sillas basculantes de diseño ergonómico y cojines inflables.

Un banco de meditación le permite sentarse alineado sin ejercer una presión indebida sobre su espalda. Una silla inclinable también apoya su espalda mientras le permite permanecer en la posición vertical óptima. Muchas empresas que ofrecen suministros para la meditación también fabrican sillas de meditación portátiles, cojines inflables y bancos plegables, para que pueda meditar en cualquier entorno. Una silla portátil es una excelente inversión si está continuamente en movimiento.

Las sillas de meditación tienen varias ventajas sobre sentarse en el suelo o una silla normal. La meditación requiere armonía de cuerpo y mente, en el sentido de que la incomodidad física no debe interferir con la experiencia de la meditación. Para expandir nuestra conciencia y lograr claridad mental, es importante estar lo más cómodo posible durante la sesión de meditación. Sentarse en cualquier posición durante un período de tiempo puede causar calambres y angustia. Las sillas especialmente diseñadas pueden proporcionar el apoyo y la alineación adecuados necesarios para permitirle aprovechar al máximo su experiencia de meditación. Es importante tener en cuenta que las sillas normales no se amoldan al cuerpo de la misma manera que un dispositivo de meditación diseñado ergonómicamente.

Las mejores sillas tienen un ligero ángulo hacia adelante, lo que evita que se desplome durante la meditación. Sin embargo, tenga cuidado de que la silla no tenga un ángulo demasiado pronunciado, ya que esto provocará una inclinación general. La inclinación ideal no debe ser superior a unas pocas pulgadas. La mejor opción es comprar una silla de meditación que pueda ajustar según su altura, peso y nivel de comodidad. También es una buena idea contar con una persona experimentada que lo guíe a través del proceso de meditación y ajuste su postura.

Un dispositivo para sentarse puede ser particularmente útil si está practicando la meditación zen, que requiere varias posturas para sentarse. Las sillas de meditación zen pueden estar hechas de numerosos materiales y vienen en varios estilos diferentes. Puede elegir el estilo que mejor se adapte a usted siempre que el dispositivo permita que su diafragma se contraiga y expanda libremente.

La meditación tiene que ver con el descubrimiento y la paz interior. Contrariamente a la creencia popular, la abnegación y la incomodidad física disminuyen la experiencia en lugar de mejorarla. Es difícil expandir nuestra mente y conciencia cuando nuestras piernas tienen calambres debajo de nosotros. Una silla de meditación es un dispositivo que nos permite concentrarnos en lo que es realmente importante durante nuestra sesión de meditación. Con las herramientas y el entorno adecuados, la experiencia de la meditación seguramente será positiva.
http://www.meditationandmore.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.