Introducción a la meditación

Hoy vivimos en un mundo acelerado. Las cosas suceden tan rápido que la mayoría de las veces, no tenemos la oportunidad de reaccionar ante las cosas que se nos lanzan. De alguna manera perdemos la capacidad de pensar las cosas a favor de decisiones rápidas.

Pero no debería ser así. Cada uno de nosotros necesita reducir un poco la velocidad de vez en cuando y mantener la calma. De lo contrario, el estrés se acumulará y afectará la forma en que tratamos a las personas que nos rodean, no solo en el lugar de trabajo sino también en el hogar.

La práctica de la meditación es una forma de permanecer quietos por un tiempo y dejar que nuestras mentes se concentren hasta que nos calmemos lo suficiente para lidiar con las presiones diarias de la vida.

Algunos pueden pensar que la meditación es una práctica completamente religiosa. Si bien es cierto que muchas religiones, especialmente las orientales, toman la meditación como una parte integral de su práctica, no es necesariamente el caso. De hecho, cada vez más personas que no son necesariamente religiosas se dedican a la meditación.

La gente practica la meditación por diversas razones. Si bien ya mencionamos que nos ayuda a quedarnos quietos en este mundo vertiginoso, otras personas meditan por razones de salud y para alcanzar un estado de conciencia superior, entre otros.

Entonces, si cree que la vida lo está estresando, probablemente sea hora de que disminuya un poco las cosas. Probablemente su mente esté demasiado distraída con tantas cosas que considerar y en las que pensar. La meditación puede ayudarlo a calmarse y dejar que esté libre de estrés y preocupaciones.

Meditación para mejorar la concentración

Hoy en día, hay muchas cosas que ayudan a mantenernos entretenidos. Solo en Internet, hay una multitud de sitios web que lo hacen, como sitios para compartir videos, sitios de juegos y otros sitios web que satisfacen nuestros intereses.

Si bien no hay nada de malo en entretenernos, surge un problema con nuestra constante necesidad de distracciones. Por eso, nos resulta difícil concentrarnos en una sola cosa.

No es necesario que tomemos medidas extremas para ayudarnos a concentrarnos. Hay prácticas que pueden hacer el trabajo por nosotros. Incluye la práctica de la meditación.

La gente toma la meditación con diferentes propósitos y mejorar la concentración es uno de ellos. Hay varios métodos mediante los cuales la meditación hace su trabajo.

Uno es a través de ejercicios de respiración. Incluso un ejercicio que es tan simple como ser consciente de las veces que inhalamos y exhalamos puede hacer maravillas en nuestra capacidad de concentración.

Si bien puede parecer fácil, puede ser bastante difícil, especialmente si uno tiene que lidiar con distracciones como el ruido exterior.

Otro método es recitar un mantra. Un mantra es una frase o un sonido que se recita repetidamente. Para los católicos, rezar el rosario es una forma de mantra.

La repetición se convierte en el centro de la meditación en el que se centra la atención de la persona.

Hay otros métodos más mediante los cuales la meditación puede ayudar a mejorar la concentración. Sin embargo, los dos mencionados anteriormente son los más básicos y podrían ayudar a los principiantes a comenzar con la práctica.

Respiración y meditación

La respiración es una parte integral de la meditación. La respiración adecuada es necesaria en muchas prácticas de meditación y, por tanto, es una herramienta importante que deben poseer las personas que deseen realizar esta actividad.

La práctica de la respiración adecuada mientras medita ayuda a la persona a relajarse mientras hace el ejercicio. La respiración adecuada se logra inhalando por la nariz, dejando que el diafragma (no el pecho) se expanda y exhalando por la boca.

Hacer esto ralentiza la frecuencia cardíaca de una persona, lo que conduce a un estado de ánimo relajado.

La respiración también juega un papel importante cuando una persona tiene como objetivo mejorar su concentración. Esto se hace enfocando la mente en el acto de tomar aire y sentirlo pasar por las fosas nasales hasta que finalmente el aire se exhala por la boca.

Si bien esto puede parecer fácil, puede ser bastante desafiante cuando se hace por primera vez.

Luego está el método para aumentar la conciencia de una persona. Al igual que la técnica de concentración mencionada anteriormente, implica poner la atención en su respiración.

Pero en lugar de centrarse en el acto de inhalar y exhalar aire, es la sensación de respirar donde la persona entrena sus pensamientos. La sensación del aire que pasa por la nariz, llena los pulmones y expande el diafragma es la sensación que una persona debe buscar.

Le ayuda a sentir cómo es estar realmente vivo.

Este artículo ha demostrado lo importante que es la respiración en la práctica de la meditación. No es de extrañar, por tanto, que las dos sean actividades inseparables que un estudiante de meditación debería aprender.

Meditación y lidiar con el miedo y la fobia

Toda persona tiene fobia a ciertas cosas, ya sea a las alturas o hablar delante de la gente. Si bien la mayoría de la gente supera sus miedos, algunos quedan paralizados. Por lo tanto, esto les impide hacer cosas que de otro modo encontrarían agradables.

La meditación es una forma en que las personas atrapadas por sus fobias finalmente pueden salir de su caparazón y comenzar a vivir una vida plena.

Una definición de miedo es que es la ansiedad causada por un peligro percibido. Es el estado mental mediante el cual una persona prevé que algo malo le sucederá a ella oa las personas que la rodean.

La meditación ayuda a superar el miedo de una persona al alterar su estado mental. Hay varias formas en las que esta práctica puede ayudar a las personas a lograrlo.

Una de esas formas se llama meditación de atención plena. Al entrenar a la persona para vivir en el ahora, su atención se desvía del futuro donde esa persona percibe el peligro. Además, es solo una mera percepción y tal evento puede o no ocurrir realmente.

La visualización también puede ayudar a una persona a lidiar con el miedo al hacer que la persona imagine lo que hará en caso de que se presente el peligro percibido. Al estar mentalmente preparado para tal evento, la persona podrá lidiar mejor con la situación futura.

Una vez más, el miedo es un mero estado mental. Enfrentarlo, por lo tanto, necesita cierta alteración en la percepción de la persona de lo que puede o no suceder. Se puede lograr mediante la práctica de la meditación.

Meditación y dolor

Cualquiera que haya oído hablar de la expresión sobre el poder de la mente sobre la materia comprenderá fácilmente el beneficio de la meditación en personas que sufren diferentes formas de dolor físico.

Este artículo se ocupará de varios métodos mediante los cuales la meditación puede ayudar a aliviar la condición de una persona.

Las técnicas de concentración en la meditación pueden ayudar a aliviar el sufrimiento de una persona al mantener su mente alejada de la fuente del dolor. Por lo general, el dolor aumenta porque las personas optan por concentrarse en él.

Si su atención se centra en otro lugar, el dolor se vuelve más manejable.

Otro método se llama meditación de atención plena. Esto implica ser consciente de la propia condición actual y aceptarla como tal. Si una persona acepta que actualmente tiene dolor, lidiar con él sería mucho más fácil.

Luego está la visualización. Podría considerarse como una forma de autohipnosis. Se hace creando una imagen del dolor e imaginándolo alejándose del cuerpo.

Como lo sugieren estos métodos, en realidad no eliminan el dolor de la persona. Más bien, facilitan mucho el manejo del dolor.

Esta es también la razón por la que métodos como los mencionados deben ir acompañados de un asesoramiento médico adecuado. De hecho, se recomienda consultar al médico antes incluso de probar los ejercicios de meditación.

De lo contrario, existirá el riesgo de pasar por alto afecciones más graves que podrían estar causando el dolor. Junto con el asesoramiento médico adecuado, la meditación puede ayudar a mejorar la tolerancia de una persona al dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.