Creación de su propia sala de meditación privada

Las salas de meditación no son salas per se. La mayoría de las veces, son solo rincones apartados en la casa de alguien donde uno puede estar en total aislamiento para poder pensar, relajarse y meditar. Sin embargo, tener una sala de meditación privada no es algo que deba ser exclusivo de los practicantes de yoga. Usted también puede tener su propia sala de meditación, que puede utilizar como un lugar para sentarse y alejarse de la vida diaria acelerada y estresante que la mayoría de nosotros vivimos. Su sala de meditación puede ser su propio escondite, donde puede respirar libremente y ordenar sus pensamientos.

Elegir un lugar para su sala de meditación

La tranquilidad y el aislamiento son las principales cualidades que debe tener una sala de meditación. No importa cuán pequeña sea su casa, es posible tener una sala de meditación donde pueda tener un poco de respiro pacífico. Simplemente encuentre un lugar para instalarlo que esté un poco alejado de su hogar.

Puede situar su propia sala de meditación en su propio dormitorio si lo desea. De hecho, cualquier rincón que se pueda aislar puede servir. Todo lo que necesita hacer, si su sala de meditación no es una habitación separada en sí misma, es dividirla de manera creativa para que no se moleste si está dentro de su rincón.

Amueblando la Sala de Meditación

Una sala de meditación no requiere mucho en términos de mobiliario. El mueble más esencial es una silla cómoda que sea lo suficientemente ancha como para que puedas doblar las piernas. E incluso eso, una silla no es tan necesaria. Si el espacio es un problema, un cojín puede servir en su lugar.

Sin embargo, puede ser necesario un reproductor de CD. Ayuda mucho meditar mientras se escucha música instrumental suave, o quizás sonidos naturales grabados como el canto de los pájaros o el sonido de las olas o el sonido de la lluvia que cae.

La forma en que se ilumina su sala de meditación puede afectar qué tan bien se concentre y se concentre para aclarar su mente aquí. La iluminación que debes instalar en tu sala de meditación es algo suave y sutil. Manténgase alejado de las bombillas fluorescentes que brillan intensamente cuando ilumine su sala de meditación.

No tienes que decorar las paredes. Si puede pintar las paredes de un color neutro, sería mejor que lo hiciera. No necesitas nada que pueda distraerte de tu meditación dentro de tu sala de meditación. Sin embargo, para establecer y mejorar el estado de ánimo, puede colocar estantes donde pueda colocar algunas velas perfumadas o un jarrón de flores o tal vez una figura o dos. Una planta en maceta también puede ayudar a crear el ambiente. Esta es toda la decoración que necesitaría para su sala de meditación.

Mantenimiento de la sala de meditación

Su sala de meditación es idealmente el único lugar en su casa, si no en todo el mundo, donde puede escapar para relajarse y despejar su mente de cualquier cosa que le moleste. Lo único que frustrará este propósito es si dejas desorden en tu sala de meditación.

No importa lo ocupado que esté con su vida diaria, siempre encuentre el tiempo para mantener su sala de meditación limpia y libre de desorden. Limpiar su sala de meditación puede verse como una forma de meditación en sí misma. Después de todo, la razón por la que tienes una sala de meditación es para mantener tu mente despejada y sin quemar el caos. Para lograrlo, debes mantener tu sala de meditación limpia y sin quemar por el caos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.