instrucciones de meditación

Instrucciones útiles para la meditación en casa

Las diferentes técnicas de meditación siguen su propio conjunto de instrucciones de meditación para ser efectivas y llevar a una persona a un mayor nivel de relajación y conciencia. Estas pautas están ahí para ayudar a proporcionar los pasos que una persona puede seguir cuando comienza una sesión de meditación. La duración puede variar según las diferentes técnicas y puede implicar diferentes ejercicios para lograr ese mayor nivel de conciencia.

Cualquier práctica de meditación puede realizarse en diferentes momentos del día. Pero se sugiere que lo hagas por la mañana. La mañana es el momento ideal para hacer una sesión de meditación ya que es el momento del día con menos interrupciones. También es bueno encontrar un lugar en la casa que sea tranquilo y privado. Aquí tienes un ejemplo de cómo puedes hacer tu meditación en tu propia casa.

En primer lugar, intente sentarse erguido, manteniendo la columna relativamente recta. Puede sentarse en una cama, en el suelo o en una silla, lo que le resulte más cómodo para sentarse. Puede cruzar las piernas mientras se sienta, que es la posición habitual para la meditación. Pero si cruzar las piernas le ocasionará molestias o interrupción del flujo sanguíneo en las piernas, trate de descruzarlas y extenderlas. También puede intentar cambiar a una posición sentada más cómoda. La meditación también puede depender de lo cómodo que se sienta para ser eficaz.

Después de encontrarse en una posición cómoda para sentarse, el siguiente paso es cerrar los ojos y relajarse. Haga esto por un breve momento para calmar su cuerpo y mente. El siguiente paso es intentar visualizar un objeto determinado. La visualización es uno de los pasos importantes de la meditación. Intente concentrarse en el objeto en su mente y trate de ser consciente de sus características. Enfocarse y concentrarse en algo en su mente puede llevar tiempo y requerirá mucha práctica. Esto es importante ya que la meditación depende de concentrarse en un solo objeto en su mente mientras minimiza las distracciones tanto como sea posible.

Ahora que ha visualizado un objeto específico en su mente, trate de sentirse como si fuera ese objeto. Trate de tener una idea de cómo está siendo ese objeto. Siente cómo es tener esa forma, ese color o esa textura. Conviértete en el objeto de tu mente. Al hacerlo, trate de sentirse tranquilo y relajado. No intentes obligar a tu mente a hacerlo. Solo sé consciente de ese objeto y deja que se convierta en ti sin esfuerzo. Esto también puede llevar algún tiempo acostumbrarse. Pero la práctica te hará mejorar.

Lo importante en este ejercicio de meditación es que intente visualizar un objeto determinado sin esfuerzo sin forzar a su mente a hacerlo. Lo que puede ser aún más difícil de hacer la primera vez que realiza este ejercicio es cómo mantener su visualización. Puede haber ocasiones en las que un pensamiento pasajero o una distracción ocurra en su mente y le haga perder la concentración.

Con la práctica de seguir estas sencillas instrucciones de meditación, es posible que pueda acostumbrarse a desarrollar su enfoque y concentración y mantener su mente libre de distracciones. Para entonces, aprenderá a relajar no solo su cuerpo sino también su mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.