fondo de meditación

El trasfondo de la meditación

La meditación generalmente se refiere al estado de concentración concentrada en un objeto de pensamiento o conciencia. El trasfondo de la meditación se deriva del objetivo de alcanzar un estado superior de conciencia. Por lo general, se basa en creencias antiguas que constituyen el componente de las religiones orientales. Su práctica ha durado más de 5.000 años.

Cuando se trata de la meditación, las diferentes creencias sostienen diferentes prácticas espirituales y psicológicas para desarrollar o alcanzar un mayor grado de conciencia y conciencia mental. Muchas religiones han desarrollado su propio método y técnica de meditación que permite a sus seguidores llegar a un estado de conciencia superior.

Las diferencias de las técnicas utilizadas pueden clasificarse según su enfoque. Hay ciertas técnicas que se enfocan en una determinada percepción o experiencia mientras que hay otras que se enfocan en un objeto específico para lograr una conciencia superior. También hay algunas formas de meditación que combinan el uso de enfoque abierto y el uso de un objeto específico para enfocarse en su práctica para lograr un estado superior de conciencia.

Una de las religiones populares conocidas por practicar la meditación es el hinduismo. Es considerada como la religión más antigua que se enfoca en la meditación como práctica espiritual y religiosa. Hay varias formas de meditación que se practican en las diferentes sectas del hinduismo. La principal de ellas es el Yoga, una de las seis escuelas de filosofía hindú. Proporciona varios tipos de meditación que los creyentes hindúes e incluso algunos seguidores occidentales han aprendido a practicar.

Una de las muchas formas de Yoga es el Raja Yoga, que establece las ocho ramas de las prácticas espirituales, la mitad de ellas clasificadas como meditación. Luego está el Vedanta, que es una forma de Jnana Yoga. El Surat Shabd Yoga utiliza una forma de meditación que utiliza el sonido y la luz para alcanzar un estado superior de conciencia. También está el Bhakti Yoga, que practica una forma de meditación que se centra en un objeto de amor o devoción. El Japa Yoga, que practica una forma de meditación en la que se repite un mantra en voz alta o en silencio. También está el Hatha Yoga, donde se utilizan diferentes posturas y posiciones en la meditación para elevar la energía espiritual.

En el hinduismo, el objeto de la meditación es lograr un estado mental tranquilo. En los Yoga Sutras, se describen cinco estados diferentes de la mente. Existe el Ksipta que describe un estado mental agitado que es incapaz de pensar, escuchar o permanecer en silencio. Luego está el Mudha, un estado mental en el que parece que ninguna información llega al cerebro. El Viksipta se considera un estado mental superior en el que la información puede llegar a la mente pero no es capaz de procesarla. En este estado, la mente se mueve de un pensamiento a otro y en un discurso interior confuso.

El Ekagra es otro estado mental superior que se caracteriza por la calma pero no el sueño. Este estado permite que una persona se mantenga concentrada y preste atención. Probablemente, el estado más elevado que una mente puede alcanzar es en Nurodha, donde la mente ya no se ve perturbada por pensamientos erráticos y está completamente enfocada y totalmente centrada en lo que una persona está haciendo. Esto le proporcionará un trasfondo básico de meditación que le permitirá comprender mejor cómo se practica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.